Sedena Refuerza su Control en el Cielo Mexicano: Tres Aeropuertos Bajo su Mandato Indefinido

30 Noviembre del 2023 – Ciudad de México

En un paso estratégico hacia la seguridad y desarrollo nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) consolidará su control sobre tres importantes aeropuertos mexicanos, según lo publicado el 30 de noviembre por el Diario Oficial de la Federación.

Bajo el respaldo del presidente Andrés Manuel López Obrador, esta decisión impactará directamente en la gestión y operación del Aeropuerto Internacional de Campeche, el Aeropuerto Internacional de Nogales en Sonora, y el Aeropuerto Internacional de Ciudad Victoria en Tamaulipas.

La asignación de estos aeropuertos se llevó a cabo a través del Grupo Aeroportuario, Ferroviario, de Servicios Auxiliares y Conexos, Olmeca-Maya-Mexica, S.A. de C.V, en su mayoría controlado por la Sedena. Este cambio, de carácter indefinido, forma parte integral del Plan de Desarrollo 2019-2024, con el propósito declarado de asegurar la seguridad y el progreso del país.

El presidente López Obrador subrayó la importancia de esta medida, destacando que la Sedena asume esta responsabilidad para garantizar la integridad y el desarrollo de México. «Es una acción estratégica que responde a nuestro compromiso con la seguridad nacional», afirmó.

Este movimiento no ocurre de manera aislada, ya que el 28 de noviembre se sumaron otros tres aeropuertos al control de la Sedena, según lo detalla el Diario Oficial de la Federación. Entre ellos se encuentra el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, conocido como AIFA, que fue construido por la propia Sedena.

El Grupo Aeroportuario acreditó la viabilidad técnica, económica y jurídica para administrar estos aeropuertos, según lo establecido en el DOF. Aunque la Sedena o el Grupo Aeroportuario tendrán la responsabilidad ante la Secretaría de Infraestructura, también estarán obligados a ofrecer servicios a terceros.

Este desarrollo marca un hito en la gestión aeroportuaria mexicana y plantea preguntas sobre el futuro de otros aeropuertos que podrían caer bajo la supervisión de la Sedena. A medida que la Sedena expande su influencia en el espacio aéreo mexicano, la nación observa con atención el despliegue de esta estratégica reconfiguración.

JaSá