Epicentro Noticias

Equipo Periodistico

Aldama y Chenalhó se acusan entre ellos mismos

7 de septiembre del 2020

Habitantes de comunidades de los municipios de Aldama y Chenalhó se acusan entre ellos de intensificar ataques armados de grupos paramilitares. Luis Abarca, del Comité de Derechos Humanos de Base de Chiapas Digna Ochoa ha informado que por invitación de las comunidades Saclum, Slumka, Yachem-ukum, Titiojtic, realizó un recorrido donde recaudó testimonios que aseguran los disparos provienen de Aldama.

Los testimonios son de 16 sobrevivientes quienes narran cómo han sido los ataques, como María Estela Sántiz Díaz, quien cuenta cómo su esposo Reymundo Hernández Pérez, fue asesinado en un cafetal cuando se encontraban laborando, mientras que ella recibió impactos de arma de fuego que hasta la fecha han dejado secuelas en su anatomía y le impiden continuar con su vida de manera normal.

María Álvarez Hernández, contó cómo vio morir a su esposo Julio López Álvarez, el 12 de febrero del 2018 además de haber recibido tres impactos de bala que la puso en riesgo de muerte, pero afortunadamente la atención en el Hospital de Las Culturas de San Cristóbal, de donde le extrajeron una bala la ha mantenido solamente “con recuerdos tristes y el coraje de ver que aún no hay justicia”.

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, emitió un comunicado de prensa donde asegura que el 4 de septiembre los ataques con armas de fuego se intensificaron y son grupos paramilitares de Chenalhó los responsables.

“Según testimonios, el 4 de septiembre se intensificaron las agresiones por parte del grupo civil armado de corte paramilitar de Chenalhó, lo que llevó a que Juan Pérez Gutiérrez de 27 años de edad y Mario Pérez Gutiérrez de 22 años, pertenecientes al Pueblo Maya Tsotsil de la comunidad de San Pedro Cotzilnam, municipio de Aldama, resultaron heridos con armas de fuego”, cita el escrito.

Asimismo, el Frayba asegura que desde Ch’ayomte’ Aldama, reportaron disparos provenientes del punto conocido como Tijera Caridad, Chenalhó. “En el transcurso de esta semana, autoridades municipales de Aldama indicaron a diferentes medios de comunicación que a pesar de los acuerdos firmados con los tres niveles de gobierno, los grupos armados de Chenalhó continúan atacando a comunidades de Aldama; y que los agentes de seguridad pública se retiraron”.

“Esta situación crea un ambiente de terror a la población de 13 comunidades ubicadas en los límites de Aldama y Chenalhó. Insistimos que con la contingencia nacional por el COVID- 19, aumenta el riesgo en el que se encuentran en su mayoría mujeres, niñas, niños y personas mayores en situación de alta vulnerabilidad”, finaliza el comunicado.

Fuente: nvinoticias.com