La CNDH investigará la volcadura que dejó 56 muertos en Chiapas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) abrió una investigación este miércoles para investigar posibles actos u omisiones en el accidente registrado el 9 de diciembre pasado en la carretera Tuxtla-Chiapa de Corzo, Chiapas, en el que perdieron la vida.

La presidenta de ese organismo, Rosario Piedra Ibarra, solicitó información a las diversas autoridades involucradas en los hechos, entre ellas, el Instituto Nacional de Migración (INM), la Guardia Nacional, la Fiscalía General de la República (FGR) y la Fiscalía General del estado de Chiapas, que será incluida en el expediente respectivo y, en su momento, determinará lo que en derecho corresponda.

«La CNDH permanecerá atenta y vigilante para salvaguardar el respeto irrestricto de los derechos humanos de las personas en contexto de movilidad internacional, así como al desarrollo de las investigaciones que realicen las autoridades competentes y que permitan el esclarecimiento de los hechos, el conocimiento de la verdad y la reparación integral en favor de las víctimas», precisó la institución.

Te puede interesar:   La OEA condena la violación de la inviolabilidad diplomática en la Embajada de México y llama al diálogo urgente


Identifican a 21 de los 56 migrantes

Dos cuerpos de migrantes de origen guatemalteco fueron los últimos identificados entre los 56 fallecidos en el municipio de Chiapa de Corzo, con lo que suman 21 los extranjeros del país centroamericano de los que ya se conoce su identidad, informaron fuentes diplomáticas.

Se dio a conocer que los cónsules de Guatemala acreditados en México, trabajan con forenses de la Fiscalía de Chiapas para determinar si otros 12 cadáveres son de ciudadanos de origen guatemalteco, con el fin de «trasladar y ayudar a familias» para que puedan identificarlos en el Servicio Médico Forense (Semefo) de los municipios de Tuxtla, Tonalá y Pijijiapan y también buscar a sus seres queridos en hospitales de nueve hospitales de cuatro municipios.