Reino Unido junto con sus aliados enviaran ayuda militar a Ucrania

El Reino Unido y sus aliados acordaron enviar más ayuda militar a Ucrania con el objetivo de defenderse de la invasión de Rusia, dijo el jueves el ministro de Defensa británico, Ben Wallace.

“Habrá más ayuda militar para Ucrania después de la reunión de hoy. Varios países han presentado nuevas ideas y, de hecho, prometieron más dinero para mejorar la defensa de Kiev”, dijo Wallace a los periodistas después de recibir a más de 35 socios internacionales en la segunda Conferencia Internacional de Donantes para la Defensa de Ucrania (IDDCU, por sus siglas en inglés).

La ayuda incluirá la provisión de sistemas de defensa aérea y costera, artillería de mayor alcance y capacidades de contrabatería, vehículos blindados, así como una mayor capacitación y apoyo logístico.

“La conferencia de donantes de hoy demuestra la determinación de la comunidad internacional de apoyar a Ucrania frente a la invasión ilegal y no provocada del presidente Putin por parte de las fuerzas rusas”, dijo Wallace en un comunicado posterior.

“Estamos aumentando nuestra coordinación para intensificar ese apoyo militar y garantizar que las Fuerzas Armadas de Ucrania se fortalezcan a medida que continúan repeliendo a las fuerzas rusas”.

Sanciones contra “los propagandistas del Kremlin”

En simultáneo, el Gobierno británico anunció el jueves 14 sanciones contra “propagandistas del Kremlin”, entre ellos el presentador de la televisión estatal rusa Sergey Brilev, así como al coronel general del Ejército ruso Mikhail Mizintsev, apodado, según Londres, “el carnicero de Mariúpol”.

La ministra de Asuntos Exteriores, Liz Truss, señaló en un comunicado que las penalizaciones, que incluyen la congelación de activos y el veto de entrada al Reino Unido, apuntan a “los propagandistas y los medios estatales rusos que difunden mentiras y falsedades sobre la invasión ilegal de Ucrania por parte de (el presidente ruso, Vladímir) Putin”.

A partir de ahora, Brilev, conocido presentador en el grupo de medios estatales Rossiya, que vivió en el Reino Unido, “no podrá acceder a ninguno de sus activos” ni hacer negocios en territorio británico, se explica en la nota.

También son sancionadas las organizaciones de medios estatales TV-Novosti, financiada por el Kremlin y propietaria de RT -antes Russia Today-, y Rossiya Segodnya, que controla la agencia de noticias Sputnik.

Tras la decisión del regulador británico Ofcom de revocar la licencia de transmisión de RT, estas sanciones garantizan que esa televisión “no pueda volver a operar” en el Reino Unido, e impiden que cualquiera haga negocios tanto con el canal como con Sputnik, precisa el ministerio londinense.

Otros “propagandistas” penalizados hoy son Aleksandr Zharov, consejero delegado de Gazprom-Media y ex jefe del Servicio Federal de Supervisión de Comunicaciones y Medios de Comunicación (Roskomnadzor); Alexey Nikolov, director gerente de RT; y Anton Anisimov, director de Radiodifusión Internacional Sputnik.

En cuanto al coronel general Mizintsev, Londres le sanciona como jefe del Centro de Mando y Control de la Defensa Nacional, desde donde se planifican y controlan todas las operaciones militares rusas.

Según Exteriores, Mizintsev es conocido por “usar tácticas reprobables, incluido el bombardeo de objetivos civiles tanto en Alepo (Siria) en 2015-16 como ahora en (la ciudad ucraniana de) Mariupol”.

Truss constata en la nota que “la guerra de Putin contra Ucrania se basa en un torrente de mentiras” y señala que “este último lote de sanciones golpea a los desvergonzados propagandistas que difunden las noticias y narrativas falsas de Putin”.

El Reino Unido también ultima sanciones contra otras siete personas conectadas con la Fundación de Cultura Estratégica, a la que ya penalizó Australia por su papel en la difusión de desinformación.

Moscú llama a la invasión que lanzó el 24 de febrero una “operación militar especial”, destinada a desmilitarizar y “desnazificar” a su vecino, lo que Ucrania y Occidente han descartado como un pretexto infundado para la guerra.