Rusia dice que producción local de Sputnik V podría satisfacer demanda en Guatemala y defiende confidencialidad del contrato

Guatemala tiene contrato con Rusia para la compra de vacuna contra el covid-19. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Vladimir Vinokúrov, embajador recientemente designado de Rusia en Guatemala, informó que se vio obligado a involucrase desde el primer momento en el proceso de resolución de cuestiones relacionadas con el suministro de la vacuna rusa Sputnik V.

En la información compartida por la Embajada en redes sociales, el funcionario afirma que “el Ministerio de Salud representado por la ministra Amelia Flores, firmó un contrato absolutamente legítimo con Human Vaccine, entidad con personería jurídica autorizada (filial 100% del FRID) para celebrar acuerdos de venta de la vacuna Sputnik V con otros países y organizaciones internacionales”.

Resalta que un ejemplo reciente es la firma de un contrato por parte del UNICEF con Human Vaccine para la compra del fármaco ruso, según se informa a través de un comunicado publicado en el sitio web de ese organismo del 16 de junio de 2021.

Añade que no existen otros mecanismos legales para comprar la vacuna Sputnik V.


Según él, en Guatemala se publicó información falsa sobre una persona que presuntamente firmó un contrato en representación del FRID con el Gobierno de la República.

Agrega que el contrato celebrado es confidencial, lo que es una práctica comercial normal para todos los fabricantes de vacunas.

Afirma que el costo de la vacuna suministrada a Guatemala no difiere del costo de este medicamento para otros países aunque lo único que puede variar el precio de la vacuna rusa es el componente logístico, que es estrictamente individual para cada país.

Además, el contrato redactado detalla claramente las sanciones en caso de publicación, así como la divulgación de las condiciones para su redacción.

“Manifestamos nuestro apoyo a la ministra Flores, quien ha afirmado que es necesario respetar las condiciones bajo las cuales fue firmado este documento legal, que es de carácter estrictamente confidencial”, añade el texto.

Mensaje a los ciudadanos
“Quisiera asegurar y tranquilizar a la ciudadanía guatemalteca que el dinero pagado al FRID no ha sido robado. Los fondos transferidos tampoco se mantienen en cuentas de depósito con el fin de generar ganancias especulativas”, agrega el embajador.

Indica que las relaciones bilaterales entre Rusia y Guatemala incluyen un número significativo de áreas de trabajo a nivel intergubernamental e internacional.

Además, se han alcanzado diversos acuerdos para profundizar en la cooperación conjunta, se han firmado documentos que vienen a mejorar el marco legal.

También durante la visita a Rusia del canciller Pedro Brolo, se llegó al entendido sobre la necesidad de implementar medidas para acelerar la entrega de lotes posteriores de la vacuna a Guatemala.

Como resultado, el país recibió recientemente 200 mil dosis y llegarán otras 200 mil esta semana.

El embajador explica que en cuanto a los envíos de la vacuna Sputnik V a Guatemala durante mayo a junio, hubo complicaciones derivado de la situación global del coronavirus por la aparición de nuevas cepas más peligrosas y mortales. “Esto ha provocado una escasez de vacunas a nivel mundial”.

Actualmente, ambas partes están negociando una revisión del contrato y la búsqueda de soluciones mutuamente aceptables. La parte rusa comprende la aguda situación actual en Guatemala en relación con la pandemia, según el funcionario.

Además, el FRID está preparando una respuesta a las propuestas recientes para realizar cambios en el contrato con el Ministerio de Salud.

También se buscan opciones para establecer la producción nacional de vacunas. De estar disponible la base técnica correspondiente, la producción local de Sputnik V podría satisfacer la demanda interna y asegurar la inmunización masiva de la población a mediano y largo plazo, según el embajador.

Anunció que la Embajada de Rusia hará lo posible para facilitar y propiciar los contactos directos y operativos entre las autoridades guatemaltecas responsables y el FRID a fin de encontrar soluciones mutuamente aceptables para el suministro de la vacuna rusa a Guatemala.

Se consultó al área de Comunicación del Ministerio de Salud respecto de la opción de producir la vacuna en Guatemala y si el país tiene la capacidad de hacerlo, pero indicó que  “en repetidas ocasiones, y el señor embajador lo confirma, el contrato y sus negociaciones están protegidas por una cláusula de confidencialidad”.

Te puede interesar:  

A %d blogueros les gusta esto: