Detuvieron a “El Gato”, jefe regional de los Beltrán Leyva en Nuevo León, era buscado por el FBI

Elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) lograron capturar a José Rodolfo Villarreal, alias El Gato, líder regional del cártel de los Beltrán Leyva en San José, Nuevo León. Su detención se llevó a cabo en la Ciudad de México y se espera que sea entregado a las autoridades estadounidenses.

Te puede interesar: Guardia Nacional aplicó el plan GN-A tras el choque de la Linea 3 del metro

En el operativo llevado a cabo el pasado sábado 7 de enero también participaron agentes de la Secretaría de Marina (Semar), de la Agencia estatal de Investigación de Nuevo León y de la Coordinación Nacional Antisecuestro. Los delitos por los cuales era buscado son asociación delictuosa con la finalidad de perpetrar homicidios y acecho interestatal.

El Gato, además de ser un integrante de alta relevancia dentro de la organización criminal de los Beltrán Leyva, también era uno de los 10 delincuentes más buscados por la Oficina Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), la cual lo requería desde 2013, además de ofrecer una recompensa de un millón de dólares a cambio de información que llevara a su paradero o detención.

Jornada violenta en Salinas Victoria, Nuevo León: enfrentamientos dejaron 3 policías y 2 agresores muertos

El inicio de 2023 se ha convertido en la apertura de año más violenta en lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador

VER NOTA

Es por ello que Rodolfo Villarreal fue trasladado al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para que sea extraditado a territorio estadounidense. La FGR dio a conocer este proceso mediante un breve comunicado en el que señaló que se dio cumplimiento a la “orden de detención formal con fines de extradición expediente 36/2017 del justiciable”, se detalló.

Te puede interesar:   Tormenta Amenaza Tuxtla Gutiérrez: Chubascos Fuertes en las Próximas Horas

Por qué era buscado “El Gato”

Villarreal era uno de los prófugos más buscados por el FBI debido a que en 2013 habría estado involucrado en la conspiración para asesinar a un hombre de 43 años “por encargo”. El crimen se perpetró el 22 de mayo en Southlake, Texas, y después de cinco años se emitió una orden judicial federal para su respectivo arresto.

El indignante video de presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa deseando “Feliz Año” con disparos

“Estén pendientes, estén a la orden”, se pudo escuchar durante una grabación en la que supuestos sicarios vinculados al “Mayo” Zambada se encontraban en un vehículo

VER NOTA

La víctima de estos sucesos era Jesús Guerrero Chapa, abogado de Osiel Cárdenas Guillén, exjefe del Cártel del Golfo. Al momento de su asesinato, el hombre se encontraba junto a su esposa al interior de su vehículo, estacionado en un establecimiento comercial, según la Fiscalía del Distrito Norte de Texas. El medio The Dallas Morning News indicó que El Gato culpaba al abogado por el homicidio de su padre, ocurrido en 2011, por lo que habría contratado a un par de sicarios para que lo ejecutaran.

En estos hechos también estuvo involucrado Ramón Villarreal Hernández, alias El Mon, hermano de El Gato, quien se declaró culpable en julio de 2020 en Estados Unidos por el delito de acecho interestatal, en relación al asesinato de Guerrero Chapa. Fue así como se acordó una sentencia de 10 años de prisión en su contra. Cabe recordar que su detención se registró en 2018 en Monterrey, Nuevo León.

Te puede interesar:   Chiapas Celebra la Nueva ERA: Eduardo Ramírez Recibe Constancia de Mayoría

Aunado a ello, el FBI indicó que El Gato era una de las “cabecillas” de la organización de narcotráfico de los Beltrán Leyva en San Pedro Garza García, Nuevo León, aunque también tenía nexos delicuenciales en Monterrey y la Ciudad de México, se lee en la ficha de búsqueda del capo de 43 años.

En su momento, el entonces secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, identificó a El Gato como el presunto supervisor de la importación de grandes cantidades de marihuana y cocaína al país vecino, además de que lo responsabilizó de actos violentos para mantener el “estatus” dentro de la estructura criminal.

De acuerdo con informes de inteligencia mexicana, citados por Breibart News en un reportaje de noviembre de 2018, El Gato fue un agente de la Policía Federal y parte de su carrera la realizó en Sonora, donde aprendió técnicas de vigilancia. Posteriormente incursionó en la delincuencia organizada.