El príncipe Harry amenazado de muerte por Al Qaeda

El príncipe Harry, en su autobiografía «Spare», reveló detalles sobre su tiempo como soldado en Afganistán y sus luchas diarias contra el régimen talibán. Entre los detalles que más han llamado la atención se encuentra el hecho de que el hijo del rey Carlos cobró 25 vidas durante sus misiones, muertes que asegura no lamentar.

Te puede interesar: Intento de implicar a AMLO en juicio contra García Luna frustrado

A pesar de que Harry ha explicado que sus declaraciones fueron sacadas de contexto por la prensa sensacionalista, sus detractores no parecen convencidos y algunas organizaciones extremistas han lanzado amenazas de muerte contra él.

En particular, la organización terrorista Al Qaeda ha acusado al príncipe Harry de deshumanizar a los musulmanes afganos y de despreciarlos. Según la interpretación que hacen de las palabras y el tono empleado en su libro, el grupo asegura que el príncipe Harry tiene en sus genes niveles de discriminación, condescendencia y criminalidad. Es por eso que la organización ha pedido a sus miembros y simpatizantes que maten cuanto antes al príncipe Harry, al que se refieren como Al-Zanim.

Te puede interesar:   Protesta de la CNTE: Maestros toman caseta en autopista Tuxtla-San Cristóbal

Al Qaeda también ha pedido a la familia real que abandone por completo a Harry y le deje a merced de la justicia islámica. Según la organización, esto representaría una oportunidad para que la corona se vengue de su hijo disidente, eliminando su protección para que sean las manos islámicas las que se tomen su justa retribución. La organización también ha criticado a la sociedad occidental por estar más preocupada por los escándalos sexuales del príncipe que por sus hipotéticos delitos contra la humanidad.

Te puede interesar:   Chetumal Bajo el Agua: Lluvias Torrenciales Provocan Inundaciones y Desplazamientos

Por su parte, el príncipe Harry ha defendido sus acciones y ha explicado que su objetivo al compartir esos detalles era reducir el número de suicidios. En varias entrevistas ha señalado que su número es el 25 y que no se siente ni satisfecho ni avergonzado por ello. A pesar de las amenazas de Al Qaeda y otros grupos extremistas, el príncipe Harry ha seguido adelante con sus iniciativas solidarias en favor de los veteranos de guerra y la protección de su salud mental.