Se moviliza el ejercito Checheno, se dirigen a Ucrania

Un “Escuadrón de la muerte” checheno fue fotografiado junto a Spetsnaz en un bosque: tendrían un objetivo máximo.

Fueron detectados en Ucrania y se los ve rezando. Mientras, Kiev sufre un asedio atroz.

Una de las imágenes que ya circulan en la redes sociales. Se ve a efectivos chechenos y comandos Spetsnaz con boinas rojas rezando en un bosque, presumiblemente en las afueras de Kiev.

Las fuerzas militares rusas estrechaban hoy su cerco sobre la capital de Ucrania, Kiev, en cuyos barrios ya se registraron combates y un ataque con misiles esta madrugada, Mientras eso ocurre y las autoridades aseguraron «hacer todo lo posible» para resistir incluso pidiéndole a sus habitantes que tomen las armas y reclamando más sanciones internacionales contra Moscú, en la últimas horas unas fotografías inyectaron más temor a los civiles ucranianos.

El famoso e infame «Escuadrón de la muerte» de Chechenia fue fotografiado en formación militar en un bosque de Ucrania mientras participaban en rituales de oración antes de posibles combates. En la imagen se ven, además, varios efectivos Spetsnaz, claramente identificables por su famosa boina roja.

La imagen trascendió después de que Ramzan Kadyrov, de 45 años, líder de la república de Chechenia y aliado cercano de Putin, visitara a sus fuerzas en Ucrania.

Otra de las imágenes que trascendieron de los efectivos y Spetsnaz chechenos en el bosque ucraniano.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, de 44 años, le había dicho ayer al mundo que las fuerzas especiales rusas lo perseguían en Kiev y que él y su familia eran el primer y segundo objetivo en la ‘lista de asesinatos’ emitida por Moscú para altos funcionarios del gobierno ucraniano.Esa lista es de funcionarios y agentes de seguridad sospechosos de ‘crímenes’ por el Comité de Investigación de Rusia, agregó el informe.

Ante este cruce de informaciones, muchos especulan que el temible «Escuadrón de la muerte» checheno tiene como objetivo mayor la captura de los más encumbrados funcionarios del gobierno ucraniano. La principal hipótesis es que la prioridad es capturarlos vivos, pero en caso de resistencia existe una «orden de matar», algo que no les cuesta demasiado a los sanguinarios y violentos efectivos chechenos.

Te puede interesar:   Oxchuc Demanda Acción Gubernamental Ante Bloqueos y Rechazo a Repartición de Recursos en Efectivo

La aparición de los fue sorpresiva. Nadie los esperaba aún en el frente de batalla y de repente aparecieron con sigilo en un bosque que estaría en cercanías de las afueras de Kiev. Junto a ese centenar de efectivos estaban varios Spetsnaz también presumiblemente chechenos. Se cree que todos ellos pertenecen al Batallón Sur del Servicio de la Guardia Federal, con base en Chechenia.

Kadyrov se reunió el jueves con Viktor Zolotov, director del Servicio de la Guardia Nacional Federal y Comandante en Jefe de las Fuerzas de la Guardia Nacional Rusa, otro aliado estrecho de Putin.



El asedio ruso a Kiev


La ofensiva, que comenzó ayer, ha dejado más de 100 muertos y unos 100.000 desplazados, según cifras oficiales ucranianas, en medio de un rápido avance de las tropas rusas .

Según el presidente ucraniano, Volodimyr Zelensky, las zonas de civiles se han convertido en blanco y su país se siente «solo» ante una comunidad internacional que no ha reaccionado con la suficiente firmeza, consignó la agencia de noticias AFP.

Las tropas rusas se acercan a Kiev desde el norte y el este, informó el ejército ucraniano, mientras el ministerio de Defensa dijo aseguró que hay combates en un vecindario del norte de la ciudad, llamado Obolon, y pidió a sus habitantes que tomen las armas.

«Pedimos a los ciudadanos que nos informen de los movimientos enemigos, que hagan cócteles molotov y neutralicen al ocupante», dijo el ministerio en un comunicado.Las tropas ucranianas también indicaron que combaten contra unidades de blindados rusos en dos localidades, Dymer e Ivankiv, situadas a 45 y 80 kilómetros al norte de Kiev.

Aunque han tenido que hacer frente a resistencia en algunas zonas, las fuerzas ucranianas admiten que las tropas rusas encuentran la manera de seguir acercándose a la capital, donde viven tres millones de habitantes pero que estaba desierta este viernes.

Al amanecer, Kiev registró dos fuertes explosiones, aseguraron informes de prensa, y «disparos horribles de misiles rusos sobre Kiev», denunció en Twitter el canciller ucraniano, Dmytro Kuleba.Según fuentes oficiales, hubo tres heridos en el ataque.

«Dijeron que los civiles no eran objetivo, pero es otra de sus mentiras (…) Esta noche, comenzaron a bombardear vecindarios civiles. Esto nos recuerda a (la ofensiva nazi de) 1941», denunció hoy Zelenski en un video difundido en las redes sociales.

Te puede interesar:  

Ayer, el ejército ruso se hizo con el control de la zona de la central de Chernóbil, contaminada aún por la radioactividad del accidente nuclear de 1986.

Zelenski también alabó a los ucranianos por su «heroísmo» y dijo que Rusia «tendrá que hablar con nosotros tarde o temprano. De la manera en que podremos poner fin a los combates y parar la invasión. Cuanto antes tenga lugar esta conversación, menores serán las pérdidas, incluso para Rusia», estimó.

Tal vez a modo de respuesta, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, afirmó que su país está dispuesto a negociar si Ucrania «depone las armas».En una conversación con el presidente ruso, Vladimir Putin, el presidente chino Xi Jinping le pidió que «negocie» con Ucrania.

El Papa Francisco también intervino y se reunió con el embajador ruso en el Vaticano para manifestarle «su preocupación».La amenaza de invasión rusa estaba presente desde hace semanas, ya que Putin había desplegado más de 150.000 soldados en la frontera. Pero se aceleró el lunes, cuando reconoció la independencia de los territorios separatistas prorrusos del este de Ucrania y los diputados rusos allanaron el camino legal para una operación militar.